La violencia en España

Al igual que en el resto del mundo, la mayoría de los casos de violencia contra la infancia no se llegan a denunciar nunca. Los niños no saben cómo hacerlo, les da miedo o a veces ni siquiera saben que están siendo agredidos. Esto, junto con la falta de mecanismos, recursos y metodologías para la recopilación de datos hace que, salvo los datos de niños víctimas de delitos que recoge el Ministerio del Interior, no existan registros oficiales que permitan conocer la dimensión real de este problema.

Niñas y niños son víctimas de distintos tipos de violencia como los malos tratos en el ámbito familiar, el acoso escolar, la violencia de género o los abusos sexuales. La violencia les deja graves secuelas físicas y psicológicas que lastran su potencial de desarrollo, y en algunos casos les provocan incluso la muerte.

En España, como en el resto del mundo, las niñas son las que más sufren violencia hacia la infancia debido a la doble discriminación que enfrentan a diario por género y edad. Además, son las más vulnerables y expuestas al matrimonio infantil, al embarazo adolescente y a la mutilación genital femenina.

Algunos datos sobre la violencia contra la infancia en España

Cada día, 37 niños son víctimas del maltrato infantil en el ámbito familiar: más de 13.800 menores al año.

Durante 2017, en España se interpusieron más de 37.000 denuncias por delitos violentos contra menores de edad.

Desde el año 2012 hasta 2017 el número de niños y niñas víctimas mortales por causas violentas supera las 100. En lo que llevamos de año, 18 niños y niñas han muerto por causas violentas.

De todas las denuncias presentadas por abuso sexual en 2017, la mitad tenía un menor como víctima.

En 2016 hubo 3.737 casos de violencia familiar hacia niñas, frente a unos 1.786 casos de violencia hacia los niños. Por tanto, más de la mitad (el 67,66%) de la violencia hacia la infancia la sufren las niñas.

En España, según los últimos datos disponibles de 2012, actualmente viven 55.000 mujeres y niñas provenientes de países donde se practica la mutilación genital.

En 2017 hubo 4.211 denuncias por abusos sexuales a menores, aunque se estima que sólo un 15% de los abusos son denunciados y, de los que entran en el sistema, el 70% nunca llega a juicio oral.

En el año 2016 la Fiscalía de extranjería contabilizó 33 víctimas de trata de menores de edad, todas ellas niñas.

El 48% de los niños y niñas en España perciben la escuela como un espacio inseguro, donde están expuestos a sufrir malos tratos, abusos físicos o emocionales.

Los niños y niñas cuyas madres son víctimas de violencia de género suelen sufrir daños físicos y psicológicos, por lo que se les considera víctimas directas de esta violencia. En 2017 ocho niños murieron por violencia de género y 26 quedaron huérfanos por el asesinato de sus madres a manos de sus parejas o exparejas.

Si quieres conocernos mejor,

descarga nuestro dossier informativo: