Madrid, 28 de diciembre de 2018. Las organizaciones no gubernamentales que forman parte de la Alianza para Erradicar la Violencia contra la Infancia recibimos con satisfacción la noticia de la aprobación en Consejo de Ministros del anteproyecto de Ley Orgánica para la Protección Integral de la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia que contiene medidas integrales de prevención, detección y protección hacia los niños y las niñas frente a cualquier tipo de violencia. Un paso esencial para que la Ley Integral de Protección frente a la Violencia contra la Infancia sea una realidad en esta legislatura. Con su aprobación, España estará más cerca de cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, y se convertirá en referente de otros países de su entorno en materia de protección a la infancia.

Esta Ley es también uno de los asuntos más urgentes para Naciones Unidas, cuyo Comité sobre los Derechos del Niño urgió a España a principios del año 2018 a agilizar los trámites para su aprobación, tal y como ya hiciera en el año 2011. El pasado mes de octubre Marta Santos Pais, representante especial del secretario general de Naciones Unidas sobre violencia contra la infancia, visitó nuestro país e hizo especial hincapié en que este proyecto de ley fuese tramitado por el Parlamento en 2019, ya que suponía una “protección integral” de los menores frente a la violencia “en todas los momentos y en todos los ámbitos”, incluidos los colegios, las familias, los procesos judiciales, los casos de menores no acompañados, los niños migrantes, el ámbito de Internet y en otras situaciones complejas.

Desde la Alianza pedimos que la tramitación parlamentaria se facilite por todos los grupos políticos. El consenso debe prevalecer y hacer posible la aprobación de esta ley cuanto antes y priorizar a la infancia frente a cualquier otra consideración partidista o ideológica es una gran esperanza para todos los niños y niñas víctimas de violencia.

Este anuncio es una gran noticia, ya que tenemos una oportunidad única para cambiar la vida de miles de niños y niñas que son víctimas de diferentes formas de violencia que ponen en riesgo la integridad física y psicológica de los menores. Aunque nos preocupa que la especialización de juzgados de violencia contra la infancia se haya quedado fuera del anuncio del Gobierno. Es esencial que la administración de justicia cuente con jueces y fiscales especializados en la materia, y con juzgados específicos adaptados a las necesidades de niños, niñas y adolescentes, como sucede en los casos de violencia de género.

Por último, la Alianza para Erradicar la Violencia contra la Infancia, integrada por Aldeas Infantiles SOS, Educo, Plan International, Plataforma de Infancia, Save the Children, UNICEF y World Vision, quiere expresar su voluntad de colaboración y disposición para intervenir o facilitar, si fuese necesario, este proceso cuyo fin es mejorar la vida de millones de menores víctimas de la violencia.